Dios aumenta sus bendiciones a las personas que creen en Él

Ampliar video
 
(Usted puede informarnos de cualquier corrección que haya que hacer en los artículos)

Todas las personas necesitamos a Dios en cada instante de nuestras vidas. Desde el aire que respiramos, hasta el alimento que comemos; así como también para que podamos realizar todas nuestras actividades utilizando los cinco sentidos. Sin embargo, la mayoría de las personas se consideran autosuficientes y creen no precisar de Dios. Ellos piensan que las cosas suceden espontáneamente o que ellos adquieren sus logros mediante el esfuerzo propio. Este es un grave error al igual que una seria ingratitud hacia Dios. Irónicamente, las personas que dan las gracias a otra por un regalo insignificante, pasan toda su vida ignorando las incontables bendiciones que Dios les otorga a lo largo de sus vidas. Pero, las bendiciones son tantas que nunca las terminaremos de contar. Dios relata este hecho en el versículo que sigue: 
 
Si os pusierais a contar las gracias de Alá, no podríais enumerarlas. Alá es, en verdad, indulgente, misericordioso. (Sura Al nahl: 18)

A pesar de todo, muchas personas dan las gracias por cualquier bendición que obtengan. La razón a esto se expresa así en el Corán:
“Satanás, quien desea alejar a las personas de Dios, las alientan para que sean desagradecidas con Él. El desafío que le impone Satanás a Dios enfatiza la importancia de darle las gracias a Dios.

“He de atacarles por delante y por detrás, por la derecha y por la izquierda. Y verás que la mayoría no son agradecidos”. Dijo: “¡Sal de aquí, detestable, vil! ¡He de llenar la gehena de tus secuaces ¡De todos vosotros!” (Sura al-A'raf: 17-18)

Por el contrario, los creyentes conocen su propia debilidad y por ese motivo son humildes ante Dios y le rinden las gracias a Él. No sólo le dan las gracias por sus riquezas materiales, sino que también lo hacen por su salud, su belleza, su conocimiento, su sabiduría, su amor por la fe, su entendimiento interno y externo y su poder. Están agradecidos por ser bien guiados y por estar en compañía de los creyentes. Un hermoso paisaje, las cualidades humanas positivas hacen que las personas crean en Dios y le expresen su agradecimiento al mismo tiempo que se reflejan en su misericordia y compasión.  

Dios aumenta sus bendiciones a las personas que creen en Él. Este es otro de los secretos del Corán. Por ejemplo, Dios garantiza más salud y poder a aquellos que le dan las gracias por ello. Dios otorga aún más sabiduría y firmeza a quienes son agradecidos por su conocimiento y riqueza. Esto es porque son personas sinceras que están contentas por lo que Dios les da y están conformes con las bendiciones recibidas. Es decir que consideran a Dios como su amigo. Él lo relata así en este versículo:

Y cuando vuestro Señor anunció: «Si sois agradecidos, os daré más. Pero, si sois desagradecidos,... Ciertamente, Mi castigo es severo». (Sura Ebráhem: 7)

Ser agradecido también es una señal de la cercanía con Dios. Las personas que agradecen adquieren la capacidad interna de percibir las bendiciones y bellezas que Dios ha creado. Su Mensajero (que la paz esté con él), se refiere a este hecho cuando dijo:

Cuando Dios te da firmeza, el goce de sus bendiciones y ofrecimientos se reflejan en usted.

Por otro lado, una persona desagradecida o no creyente solamente verá las imperfecciones y fallas aún en los lugares mas hermosos y por eso será carecerá de felicidad y alegría. Es más, en la divina creación de Dios, esas personas padecerán situaciones desfavorables y feas, mientras que los creyentes disfrutarán de las bendiciones de la vida.

Más allá de todo, la sinceridad es un requisito previo para ser agradecido. No tiene sentido impresionar a las personas si uno realmente no siente de corazón lo que está haciendo. Eso no es sinceridad y Dios lo sabe. Estas personas tal vez ayuden a otros lo más que pueden pero en momentos de dificultad serán desagradecidos y no ayudarán más.

Se debe tener en cuenta que los verdaderos creyentes son agradecidos a Dios aún en las circunstancias más difíciles. Alguien que lo ve de afuera puede observar esa tristeza, pero los creyentes, quienes son capaces de ver el lado bueno de cada situación, ven la bondad en esto también. Por ejemplo, Dios prueba a las personas mediante el miedo, el hambre y la pérdida de la riqueza o de la vida. En esa situación, los creyentes se quedan tranquilos esperando que Dios los recompense en el Paraíso por la firmeza mostrada en esa prueba.

Ellos saben que Dios nunca les impondrá algo que no puedan soportar. La firmeza y dedicación en esa toma de conciencia les da paciencia y gratitud. Por lo tanto, es un atributo evidente de su entrega a Dios y por ello prometen difundir Sus bendiciones aquí en la Tierra y en el Más Allá.
2010-03-22 23:57:11

Acerca de este sitio | Hacer página de inicio | Añade a favoritos | RSS Feed
Todos los trabajos pueden ser copiados, impresos y distribuidos mencionando este sitio.
(c) All publication rights of the personal photos of Mr. Adnan Oktar that are present in our website and in all other Harun Yahya works belong to Global Publication Ltd. Co. They cannot be used or published without prior consent even if used partially.
© 1994 Harun Yahya. www.harunyahya.es
page_top