El Atlas De La Creacion -1-

DESCARGUE EL LIBRO

Download (DOC)
Download (PDF)
Comentarios

CAPÍTULOS DEL LIBRO

< <
2 / total: 36

¿Que Es Un Fosil?

En su más amplio sentido es lo que queda de un ser viviente que existió hace mucho tiempo y que se ha preservado hasta hoy día bajo condiciones naturales. Eso es así cuando el animal o vegetal mueren y se convierten en parte de la roca sedimentaria. Para que la fosilización se produzca deben quedar enterrados de una manera apropiada. Casi siempre, cubiertos y a buen resguardo en una grieta. Normalmente se produce luego, un proceso químico por medio de combinaciones de minerales en el tejido de la especie preservada.

birch fossil, Paleocene, Montana

Esta hoja de abedul fósil del Período Paleoceno (hace 65,5 a 55 millones de años) fue encontrada en Montana (EEUU) en su forma tridimensional.

FOSIL DE RANA DE HACE 50 MILLONES DE AÑOS
No existe ninguna diferencia entre esta rana que vivió hace 50 millones de años y su semejante de hoy día.

fossile

Los fósiles son la evidencia más importante de los detalles de la vida prehistórica. Los cientos de millones de ellos obtenidos de distintas partes del mundo, nos abren una ventana a la estructura e historia de la vida en la Tierra. Indican que las especies aparecieron repentinamente, totalmente formadas y con sus estructuras complejas, sin sufrir ningún cambio hasta ahora. Esto es una prueba significativa de que la vida se produjo de la nada, es decir, que fue creada. Ni un solo fósil sugiere que los seres vivientes se hayan formado gradualmente, es decir, a través de la evolución. Y la ciencia ha demostrado que las especies presentadas por los evolucionistas como “intermedias”, no son tales. No sólo eso, sino que se ha probado que algunas de ellas son falsificaciones, lo cual exhibe la desesperación de los darwinistas por demostrar lo indemostrable.

crab, fossil

Un fósil de cangrejo que vivió hace 38 – 28 millones de años.

Los fósiles desenterrados durante los, aproximadamente, últimos 150 años, prueban que los peces han sido siempre peces, los insectos siempre fueron insectos, las aves siempre aves y los reptiles siempre reptiles. Ninguno de esos restos indica alguna transición entre especies vivientes, como sería la de pez a anfibio o la de reptil a ave. En resumen, los registros fósiles han demolido definitivamente los supuestos básicos de la teoría de la evolución, los cuales sostienen que las especies descendieron una de otra por medio de modificaciones a lo largo de extensos períodos de tiempo.

Además de la información que los fósiles proveen respecto a las estructuras vivientes, también aportan datos significativos respecto de la historia del planeta, como ser, el movimiento de las placas continentales y la alteración consecuente de la superficie terráquea, así como de los cambios climáticos ocurridos en lejanas épocas.

starfish, evolution, Shrimp, Fossils


Una estrella de mar con una antigüedad de 490 – 443 millones de años, revela que ha sido la misma durante todo el tiempo y que nunca evolucionó.
Los camarones, que vivieron hace 250 – 70 millones de años, son los mismos que viven hoy día. El fósil que permaneció inmodificable durante millones de años exhibe que la evolución nunca ha ocurrido.

Los fósiles atrajeron el interés de los investigadores desde los días de la Grecia Antigua, si bien sólo desde mediados del siglo XVII se estudian como una rama particular de la ciencia. En esa época se producen las investigaciones de Robert Hooke (autor de Micrografía en 1665 y de Plática Sobre los Terremotos en 1668) y de Niels Stensen (mejor conocido como Nicolai Steno). Para ese entonces, la mayoría de los pensadores no creían que los fósiles fuesen en verdad los restos de seres que existieron en el pasado. Al centro de tal debate yace la incapacidad para la determinación de los detalles geológicos del lugar en que fueron descubiertos. Por ejemplo, resultaba imposible explicar cómo un pez se habría fosilizado en el estrato rocoso y elevado de una montaña. Steno sostuvo, como había sugerido Leonardo da Vinci, que los niveles de los mares habrían descendido en el curso de los tiempos. Por otra parte Hooke dijo que las montañas se habían formado como resultado del calentamiento interior de la Tierra y de los terremotos en las placas oceánicas.

trilobite fossil

Representación de un trilobite que vivió en el período Ordovícico (hace 490 –430 millones de años) y de un gasterópodo del período Silúrico (hace 443 – 417 millones de años). A partir de estos fósiles podemos conjeturar que las rocas del entorno poseen una edad de 442 millones de años.

Fossils, amber, winged ant

UNA HORMIGA ALADA QUE VIVIO HACE UNOS 20 - 15 MILLONES DE AÑOS.
Los fósiles atrapados en el ámbar, debido al endurecimiento de la resina, también refutan la teoría de la evolución.

La geología se desarrolló durante los siglos XVIII y XIX siguiendo las explicaciones de Hooke y Steno relativas a que los fósiles eran, en verdad, los restos de seres que habían vivido en el pasado. A partir de allí, su recolección sistemática se convirtió en una rama de la ciencia y para su clasificación se adoptaron los principios establecidos por Steno. Desde el siglo XVIII en adelante los desarrollos de la minería y la creciente construcción de vías férreas permitieron una investigación acrecentada y más acabada de lo que yacía bajo la superficie de la tierra.

La geología moderna reveló que la corteza terrestre consta de secciones enormes conocidas como “placas”, las que se mueven a lo largo de la superficie del globo arrastrando a los continentes y delimitando los océanos. Cuanto mayor es el movimiento de las mismas, mayor es el cambio de la geografía del planeta. Las cadenas de montañas fueron el resultado de la colisión entre placas muy grandes. Las alteraciones y fuerzas ascendentes que actuaron sobre la geografía y la corteza terrestres, durante largos períodos de tiempo, hicieron que estratos que en algún momento estuvieron debajo del agua hoy día formen parte de las montañas.

fossil, evolution

No Existe Ninguna Forma Transitoria
Los descubrimientos fósiles revelan que las criaturas imaginarias plasmadas en estos dibujos nunca fueron reales. Los seres vivos aparecieron de manera repentina, según los registros fósiles, con todas sus características íntegras y no sufrieron ningún tipo de cambio a lo largo de su existencia.

Los darwinistas suponen que en el transcurso de millones de años, los seres vivos evolucionaron por medio de pequeños cambios de una especie en otra. Según este supuesto, refutado por los descubrimientos científicos, los peces se transformaron en anfibios y los reptiles en aves. Este proceso, denominado de “transformación”, que se asegura duró millones de años, debería haber dejado incontables evidencias en los registros fósiles. En otras palabras, en las intensas investigaciones realizadas durante los últimos cien años, los investigadores deberían haber hallado gran cantidad de formas de vida grotescas, como ser bichos semipez, semilagarto; semiaraña, semimosca; semilagarto, semiave. Sin embargo, aunque fueron excavados casi todos los estratos del planeta, no se ha encontrado un solo fósil que sirva a los darwinistas para evidenciar la llamada “transición”. Por otra parte, se ha encontrado innumerables fósiles que muestran que las arañas siempre fueron arañas, que las moscas siempre fueron moscas, que los peces siempre fueron peces, que los cocodrilos siempre fueron cocodrilos, que los cangrejos siempre fueron cangrejos y que los pájaros siempre fueron pájaros. Todos los fósiles hallados exhiben, con absoluta claridad, que los seres vivientes no han experimentado evolución alguna sino que fueron creados.

Es así que los fósiles encontrados en la masa de roca sumergida son uno de los mejores medios para obtener información acerca de los distintos períodos de la historia del planeta. La información geológica nos hace saber que los restos preservados en sedimentos quedaron guardados allí a lo largo de una inmensa cantidad de tiempo. Algunas de esas rocas tienen una antigüedad de cientos de millones de años.

avustralya edicare

Un paleontólogo trabajando en la Formación Ediacara en Australia.

Himalayas, tectonic plates, Euroasia, ocean, floor

Durante esos estudios se observó que ciertos fósiles se encontraban solamente en estratos específicos y en cierto tipo de rocas. Es decir, cada estrato contiene determinados grupos de fósiles y eso se considera la “rúbrica” particular del estrato. Dicha firma puesta por los fósiles variaría según la época, el período y el área. Por ejemplo, dos condiciones ambientales y tipos de sedimentos –como ser el lecho de un lago antiguo y un arrecife de corales– podrían encontrarse en el mismo estrato de fósiles que pertenecen al mismo período geológico. Alternativamente, se podría encontrar la misma “firma” fósil en dos lechos de rocas muy alejados uno de otro. Los científicos determinaron el marco de la época geológica, que usamos aún hoy día, a través de la información brindada por esos restos.

rock
 
satellite, Earth, image trilobite, Ordovician

Una imagen satelital de la Tierra.

Los fósiles utilizados para determinar la época de formación de las rocas son llamados fósiles índices. La mayoría de estas especies que vivieron en un período particular, están muy esparcidas y son fácilmente reconocibles.

La Formación de los Fósiles

vespa, ambra,

Una avispa de hace 54 –28 millones de años petrificada en el ámbar.

El fósil se forma después de la muerte orgánica, debido a la preservación de los componentes duros, como ser, huesos, dientes, caparazones o uñas. Por lo general se lo considera la petrificación de alguna parte de un animal o planta. Pero algunos organismos muertos han mantenido todas sus estructuras intactas, como los mamuts encerrados en una masa de hielo o insectos, reptiles pequeños e invertebrados preservados en ámbar.

Los tejidos blandos, como músculos y órganos, se descomponen rápidamente después de la muerte, por efecto de las bacterias y de las condiciones ambientales. (En muy raras ocasiones no se produce eso, debido a la temperatura por debajo de 0º C o por la casi total falta de humedad en los desiertos). Las partes más resistentes de los organismos, generalmente con contenido de minerales, pueden conservarse durante muchos tiempo, pasando por diversos procesos físicos y químicos, que son los que permiten la fosilización. En consecuencia, por ese proceso pasan los huesos, los dientes, las conchas de braquiópodos y moluscos, las partes duras externas de organismos como el coral y las esponjas y las partes leñosas de los vegetales.

moscerino, ambra,

Una especie de jején de hace 20 – 15 millones de años preservado en ámbar.

libellula, fossile

Algún día esta libélula atrapada en la ciénaga puede convertirse en un fósil y llegar a las generaciones futuras como una evidencia de que la evolución jamás existió.

Las condiciones ambientales en las que se encuentra el organismo también juegan un gran papel en la fosilización. En base a la observación de esas condiciones se puede predecir si la misma tendrá lugar o no. Por ejemplo, el medio por debajo de la superficie del agua es más ventajoso que el de las tierras secas.

El proceso más común y extendido es conocido como perminerilzación o mineralización. Durante el mismo el material orgánico se fosiliza por la precipitación de los minerales disueltos que se han juntado en los intersticios del tejido duro. Los pasos seguidos son varios.

En primer lugar es esencial que el organismo muerto, después de ser cubierto por el barro o la arena, quede protegido del contacto con el aire. En los meses que siguen, se depositarán nuevos sedimentos sobre dicho cadáver, los que actúan como una gruesa capa de protección frente a los agentes externos. La sedimentación aumenta y en unos cientos de años los restos del animal yacen varios metros por debajo de la superficie del lecho acuático. Con el paso del tiempo comienza una lenta descomposición química de estructuras como las de los huesos, caparazones, escamas o cartílagos. Los minerales contenidos en esas aguas –como pirita, sílice y hierro, que son los más resistentes a la descomposición química y a la erosión– reemplazan los tejidos del cadáver. Es así, que el fósil, convertido ahora en piedra, mantiene la forma y aspecto exacto del organismo original.

Durante la mineralización se pueden dar varias situaciones:

1.Si el esqueleto está completamente lleno de una solución líquida y la descomposición tiene lugar en una etapa posterior, entonces se fosiliza la estructura interna.

2. Si ese esqueleto es reemplazado totalmente por un mineral distinto al original, se presenta una copia completa de la concha o cubierta.

3. Si se forma un “molde” o plantilla exacto del esqueleto debido a las presiones, entonces, puede permanecer la estructura externa del esqueleto.

fossili, coralli, barriera corallina, ambra

1. Arrecife: Está formado por animales marinos calcáreos.
2. Radiolario: Un tipo de plankton microscópico con esqueletos de sílice.
3.Dos moluscos bivalvos cubiertos de carbonato de calcio. Los órganos duros pueden preservarse inmodificables en los fósiles.
4. Graptolitos: Fósiles con esqueletos que por lo general dejan sus huellas sobre la pizarra negra. Estas criaturas vivieron en grupos.
5. Dientes de tiburón: Los dientes y huesos contienen en gran medida fósforo, razón por la cual son más resistentes al deterioro, en comparación con muchos órganos de tejido blando.
6. Restos fósiles: Se acondicionan sobre los sedimentos.
7. Amonita: Una especie cuyo caparazón ha sido reemplazado por marcasita y se fosilizó.
8. Arbol petrificado: Las células de la madera del árbol son reemplazadas oportunamente por sílice y el tronco queda fosilizado.
9. Ambar: Pequeños organismos quedan preservados en la resina.
10. Hojas carbonizadas: Las mismas se transformaron en fibras de carbono.

fossile di pesce
Este pez fosilizado, con una antigüedad de 50 millones de años, es una evidencia de que el pez siempre fue pez.

Por otra parte, la fosilización de las plantas es causada por la carbonización producida por bacterias. Durante ese proceso el oxígeno y el nitrógeno son reemplazados por el carbono y el hidrógeno, y las moléculas de los tejidos se descomponen por la acción de bacterias y de modificaciones en la presión y temperatura o por medio de otros procesos químicos que provocan cambios en la estructura de la proteína y celulosa de la madera, de manera tal que sólo quedan fibras de carbono. También desaparecen otras sustancias de la materia orgánica como el dióxido de carbono, el metano, el ácido sulfúrico y el vapor de agua. Este proceso da surgimiento natural a los estratos de carbón que se formaron en las ciénagas existentes durante el Período Carbonífero hace 354 - 290 millones de años.

periodo Giurassico, stelle marine

A veces los organismos frágiles también se fosilizan bajo condiciones extraordinarias.Una estrella de mar fosilizada del período Jurásico (hace 206 – 144 millones de años) no tiene ninguna diferencia con otra viva de hoy día.

Il Triassico, francobolli, pesce

La piel y escamas de este pez del Período Triásico (hace 250 – 203 millones de años) se encuentran fosilizadas con todos sus detalles intactos. Este ejemplar revela que hace 250 millones de años el pez tenía la misma estructura de escama que hoy día.

Los fósiles se forman a veces cuando los organismos están sumergidos en aguas ricas en calcio y se impregnan con minerales como el travertino. En tanto que el organismo se descompone, deja sus huellas en el lecho mineral.

spugna barriera corallina, la Tetide, a 145 milioni di anni fa

EL MAYOR ARRECIFE DE ESPONJA SOBRE LA TIERRA
Este arrecife de esponjas, con una antigüedad de 145 millones de años, es una muestra de lo que era el lecho del Océano Tethys. Las esponjas actuales no difieren en nada de las que dieron lugar a este macizo, lo cual deja en claro que no pasaron por ninguna evolución.

Es muy raro encontrar partes blandas completamente fosilizadas, incluidos el cuero, la piel o las plumas. Algunas del Período Precámbrico (hace 4600 millones–543 millones de años) se han preservado muy bien y eso permite a veces ver hasta sus más pequeños detalles. Otros fósiles de cuero y pelo preservados en ámbar y que datan de hace 150 millones de años, también facilitan una investigación detallada. Los mamuts aprisionados en los hielos de Siberia o los insectos y reptiles recluidos en ámbar en los bosques bálticos, también se han fosilizado con sus tejidos blandos.

Los restos varían considerablemente en medida: van desde microorganismos a otros gigantes que han vivido juntos o en manadas con un estilo de vida común. Uno de los ejemplares más sorprendente de fósil gigante es el arrecife de esponjas en Italia. Semejante a una colina colosal, desarrollada en el lecho del antiguo Mar de Tethys hace 145 millones de años y luego elevada sobre la superficie terrestre como resultado del movimiento de las placas tectónicas, se compone de esponjas convertidas en piedra caliza. Contiene, además, formas de vida del Período Triásico. El estrato Burgess en Canadá y el de Chengjiang en China, se cuentan entre los yacimientos de fósiles más grandes y contienen miles de ejemplares del Período Cámbrico. Los estratos de ámbar en la República Dominicana y en algunas partes de la costa del Mar Báltico, son la mayor fuente de insectos fosilizados. Los yacimientos de restos, del Río Verde en EE.UU. en el estado de Wyoming, los del Río Blanco en América Central, los de Eichstatt en Alemania y los de Hajoula en el Líbano, son otros ejemplos a citar.

¿Cómo Se Agrupan los Fósiles Para su Estudio?

Los fósiles se dividen en “reinos”. En el siglo XIX fueron agrupados bajo categorías básicas: vegetales y animales. El avance de las investigaciones y los descubrimientos hizo necesario nuevas divisiones. Bajo la clasificación desarrollada en 1963 pasaron a ser estudiados en cinco reinos:

1. Animalia - Son las especies fósiles conocidas de animales de mayor antigüedad y que datan de hace 600 millones de años.

2. Plantae - Son las especies fósiles conocidas de vegetales de mayor antigüedad y que datan de hace 500 millones de años.

3 - Monera - Son las especies fósiles conocidas de bacterias de mayor antigüedad y que datan de hace 3900 millones de años.

4 - Protista - Son las especies fósiles conocidas de organismos unicelulares de mayor antigüedad y que datan de hace 1700 millones de años.

5 - Hongos - Son las especies fósiles conocidas de organismos multicelulares de mayor antigüedad y que datan de hace 550 millones de años.

Períodos Geológicos y Paleontológicos

Fue a fines del siglo XVIII y principios del XIX que se empezó a tener la primera información básica de la corteza terrestre, durante la construcción de túneles y vías férreas. El británico constructor de túneles William Smith se percató de que a lo largo de la costa del Mar del Norte había rocas similares a las desenterradas en Somerset durante una edificación y que databan del Período Jurásico (hace 206–144 millones de años).Con las rocas y especies fósiles que coleccionó de una punta a otra del territorio, diseñó el primer mapa de la superficie geológica de Inglaterra. Asimismo, con el mismo material trazó mapas geológicos de los estratos subterráneos de algunas regiones, lo que contribuyó de manera decidida al avance de la geología moderna y la determinación de los períodos geológicos del planeta. Gracias a la información de sus mapas, se podría conocer la naturaleza y contenido (vetas de carbón, hierro, etc) de los estratos subterráneos más cercanos a la superficie, aunque las rocas estuviesen cubiertas por la vegetación. Los fósiles jugaron en ello un papel vital, además que ayudaron a determinar el lapso geológico que sigue siendo considerado correcto y que va desde el Período Precámbrico al Cuaternario.

ere geologiche e scienza fossile

El primer mapa bosquejado por William Smith, fundador de la geología británica, contribuyó en gran medida al desarrollo de la geología moderna.
A) Algunas muestras de fósiles recogidas por William Smith. B) Gasterópodo, C) Concha bivalva.
1) Período Carbonífero Superior, 2) Período Carbonífero Inferior, 3) Período Jurásico Medio, 4) Período Jurásico, 5) Período Triásico

La combinación de las etapas geológicas y de los fósiles que ayudaron a determinarlas produjo una cronología de la Tierra que separa su historia en dos eones, éstos en eras y éstas en períodos.

ere geologiche e scienza fossile

Con el objeto de hacer más comprensible la historia del planeta, los geólogos y paleontólogos la dividieron en períodos geológicos. Las formaciones rocosas, sus edades y los fósiles que contienen, juegan un papel importante en la determinación de los períodos.

A) PRECAMBRICO (hace 4600 millones a 543 millones de años), B) PALEOZOICO, C) MESOZOICO, D) CENOZOICO

1- Período Cámbrico (hace 543 millones a 490 millones de años) 2- Período Ordovícico (hace 490 millones a 443 millones de años), 3-Período Silúrico (hace 443 millones a 417 millones de años), 4- Período Devónico (hace 417 millones a 354 millones de años), 5- Período Carbonífero (hace 354 millones a 290 millones de años), 6- Período Pérmico (hace 290 millones a 248 millones de años), 7- Período Triásico (hace 248 millones a 206 millones de años), 8- Período Jurásico (hace 206 millones a 144 millones de años), 9- Período Cretáceo (hace 144 millones a 6,6 millones de años)  10- Período Terciario, 11- Período Cuaternario, 12-(hace 65 millones de años hasta hoy día)

1. El Eón Precámbrico (hace 4600 millones – 543 millones de años).

Es considerado el lapso más largo y más antiguo en la historia del planeta y se subdivide en varias eras. Al intervalo con una antigüedad entre 4600 y 3800 millones de años, en el que aún se estaba formando la corteza terrestre, se lo conoce como la Era Hadeica. La Era Arqueica con una antigüedad de 3800 – 2500 millones de años, fue seguida por la Era Proterozoica, ubicada hace 2500 millones – 543 millones de años. En los registros fósiles existen muestras de organismos uni y multicelulares de esos ciclos.

2. El Eón Fanerozoico (desde hace 543 millones de años hasta nuestros días).

“Fanerozoico” significa “vida visible conocida”. Se lo divide en tres eras: Paleozoica, Mesozoica y Cenozoica.

2A. Era Paleozoica (hace 543 – 251 millones de años).

Esta era que duró unos 300 millones de años, es la primera parte y la más larga del Eón Fanerozoico. A lo largo del Paleozoico el clima era húmedo y templado, aunque de vez en cuando se producían glaciaciones.

l'era Precambriano Ediacara colline, l'era Precambriano

Rocas del Período Precámbrico en Groenlandia (hace 4600 millones a 543 millones de años).

Las Colinas de Ediacara en Australia contienen piedras de la Era Precámbrica. Los fósiles de medusas estampadas aquí, tienen una antigüedad de 570 – 543 millones de años y niegan los supuestos “procesos evolutivos”, que no tienen nada de científicos:

1- Los registros fósiles deberían presentar muchas formas intermedias. 2- La transformación, en dichos registros, debería ser lenta y gradual y exhibir un desarrollo de lo simple a lo complejo. 3- Después de la evolución de la primera célula imaginaria tendrían que haber surgido nuevas especies, las que deberían haber dejado sus huellas entre los fósiles. Pero los registros fósiles jamás verificaron los supuestos evolucionistas y sí revelaron que los seres vivientes, con sus estructuras específicas, poseen cualidades distinguibles y variadas. Las mismas no fueron adquiridas gradualmente en el transcurso del tiempo y no existe ninguna conexión evolutiva verificable entre los grupos de organismos actuales. Esta es una de las evidencias más importante de que los seres vivientes, con todas sus características, fueron creados, sin tacha, por Dios.

Esta era se divide en cinco períodos: Cámbrico, Ordovícico, Silúrico, Devónico y Carbonífero.

Período Cámbrico (hace 543 – 490 millones de años).

Cambrian

Una representación de las criaturas propias del Período Cámbrico.

Se trata del intervalo geológico en que aparecen todos los grupos vivientes (o filos) básicos, algunos existentes aún hoy día. Muchísimos aparecieron y se extinguieron repentinamente. (El filo es la categoría más grande después del reino en la clasificación de los seres vivientes. Los filos se determinan en base al número y a la variedad de órganos y tejidos, simetrías corporales y organizaciones internas. Actualmente se contabilizan 35 filos pero en el Período Cámbrico existieron alrededor de 50).

La aparición de especies en aquella época fue tan repentina y en una escala tan amplia, que los investigadores denominaron ese hecho “Explosión Cámbrica”. El paleontólogo evolucionista Thomas S. Ray escribe que el origen de la vida multicelular es un acontecimiento tan significativo como el del origen de la vida.

Al considerase la información acerca de la explosión cámbrica provista por la paleontología, se confirma claramente que es Dios el creador de todo y que la teoría de la evolución carece de validez. La época precámbrica estaba poblada principalmente por organismos unicelulares y existían muy pocas formas multicelulares, con características poco diferenciadas, además de carecer de estructuras complejas como los ojos y los pies. Por lo tanto, no existe ninguna evidencia que respalde la imaginaria transición evolutiva a formas de vida cámbricas, a la vez que no se encuentra ningún fósil que se lo pueda considerar representante de su supuesto antepasado. En dicho ambiente poco fértil, habitado por organismos unicelulares, aparecieron de repente formas de vida con características extremadamente complejas y con estructuras distintas. Los fósiles revelan un vacío muy amplio en términos de afinidad y complejidad entre los organismos vivientes de las épocas precámbrica y cámbrica. Esos vacíos son tan apabullantes, que los evolucionistas, necesitados de demostrar la relación de continuidad entre los grupos vivientes, no supieron cómo establecerla, aunque más no sea en un nivel puramente teórico.

El Período Cámbrico muestra claramente que, en su comienzo, emergieron repentinamente distintas formas de vida con estructuras muy complejas y perfectas, que es lo que enseñan los creacionistas. El origen de las mismas es Dios y se presentan sin exhibir, para nada, etapas “intermedias” (semicompletas o con una funcionalidad todavía anómala) basadas en la “casualidad”, que es lo que proclama la teoría de la evolución.

El Período Ordovícico (hace 490 – 443 millones de años).

 periodo Ordovician

Una representación de criaturas del Período Ordovícico.

En este período vivieron un gran número de invertebrados marinos. El registro fósil ha revelado una amplia riqueza de familias de criaturas marinas y de vegetales terrestres. Los cambios climáticos provocados por las glaciaciones produjeron la extinción de cierta cantidad de especies. Ese hecho se conoce como “extinciones ordovícicas”.

Otras existencias de entonces están todavía entre nosotros. Una de ellas es el límulo. Un ejemplar de éste, fosilizado hace 450 millones de años, se presenta con los mismos rasgos y estructuras complejas que los de hoy día. La araña de agua más antigua, con todos sus rasgos perfectos, es un fósil que pertenece a dicho período. Ello es una prueba importante de que los seres vivientes permanecieron sin modificaciones a lo largo de los tiempos. Estos restos en un período en el que las criaturas, según el escenario darwinista, deberían haber pasado por la evolución, revelan que el proceso evolutivo nunca tuvo lugar.

Ordoviciano, Terranova, il fossile di granchio a ferro di cavallo

Estas rocas en Terranova exhiben la transición del Período Cámbrico al Ordovícico.

Un límulo o cangrejo herradura de hace 450 millones de años no tiene ninguna diferencia con otro de la actualidad.

El Período Silúrico (hace 443 – 417 millones de años).

Al subir nuevamente la temperatura ambiente, los glaciares se descongelaron y produjeron la inundación de algunos continentes. Existen muchos fósiles de ese período: plantas terrestres, equinodermos (como los crinoideos), artrópodos (como los escorpiones de mar), distintas especies de peces sin quijadas y otros con un caparazón protector, como así también una cierta cantidad de distintas especies de arañas.

El Período Devónico (hace 417 – 354 millones de años).

La cantidad de peces fósiles de este período es muy grande. Pero ocurrió algo así como una “desaparición masiva” y ciertas especies se extinguieron, lo que afectó los arrecifes de coral: los estromatoporoides (una especie de coral formadora de arrecifes) desaparecieron totalmente.

De todos modos, no hay ninguna diferencia entre los miles de peces de aquél período, fosilizados, y los de las mismas variedades de hoy día. Nuevamente nos encontramos con una importante evidencia de que los seres vivientes no han sufrido ninguna transformación en el curso de millones de años y que, para nada, se puede plantear una supuesta evolución gradual.

periodo Siluriano, i gigli di mare

Crinoide del periodo Siluriano

El Período Carbonífero (hace 354 – 290 millones de años).

Conocido también como la Epoca del Carbón de Piedra, se subdivide en dos espacios de tiempo: el Carbonífero Inferior o Misisípico y el Carbonífero Superior o Pensilvánico. Como producto de la colisión entre los continentes, se hundieron y se elevaron zonas del planeta. Lo mismo ocurrió con el nivel del mar, en función del grueso del espesor de los hielos polares. Ello fue significativo para la forma que tomó el mundo entonces. Muchos fósiles marinos y terrestres se remontan al Período Carbonífero. El celacanto, que los darwinistas describieron, sin ningún criterio racional, durante muchos años como una “forma intermedia”, vive aún tal y como fue siempre. Es decir, nunca “evolucionó”. En vez de ser un “eslabón perdido”, que se pretendía corroborase el evolucionismo, es en realidad un ejemplo de “fósil viviente” que lo refuta totalmente. Este pez estuvo sujeto a incontables formas de especulaciones por parte de los evolucionistas. Pero su aparición, vivito y coleando, los metió en una gran dificultad.

Carbonifero, ragni, ragno fossile

Un celacanto de hoy día

Un fósil de celacanto de hace 410 millones de años.

El Período Pérmico (hace 290 – 248 millones de años)

Carbonifero, ragni, ragno fossile

Un fossile di ragno di 355 – 295 milioni di anni fa

Al final de este período tuvo lugar otra extinción de grandes proporciones que representó la culminación de la Era Paleozoica. Los registros fósiles exhiben que dicha desaparición masiva de especies llegó al 90% – 95% de las existentes. Algunas sobrevivieron hasta ahora. Un fósil de libélula con 230 millones de años y otro de araña de 240 millones de años, prueban que en ningún momento existió proceso evolutivo alguno.

2B. La Era Mesozoica (hace 248 – 65 millones de años)

Esta era se divide en tres períodos: el Triásico, el Jurásico y el Cretáceo. En esta época vivieron y se extinguieron los dinosaurios.

El Período Triásico (hace 248 – 206 millones de años)

Aquí comienza la Era Mesozoica. Muchos fósiles de esta época permiten saber que hubo una gran variedad de vida terrestre y marina. Al igual que en otros períodos, aquí tampoco aparece un solo fósil que represente alguna “forma intermedia”, como les gustaría a los evolucionistas.

Triassico, Arizona, Cile arakoryası

Abajo vemos un bosque fosilizado, con troncos opalizados, en Arizona. Es una de las más conocidas estructuras de vegetales del Período Triásico. Este bosque consiste en fósiles de árboles a los que hoy día denominamos araucaria chilena y es una evidencia de que los vegetales nunca evolucionaron. Vivieron hace 248 – 206 millones de años y no poseen ninguna diferencia con los actuales.
Científicos trabajando sobre fósiles del Período Triásico

El Período Jurásico (hace 206 – 144 millones de años

Esta parte del Mesozoico conoció una gran cantidad y variedad de dinosaurios. Al final de esta era se extinguieron algunas formas de amonitas (moluscos), esponjas de mar, ostras y mejillones. Pero muchas otras han permanecido inalteradas. Es decir, no atravesaron ninguna etapa evolutiva. Los registros fósiles testifican esto ampliamente. Por ejemplo, uno de los primeros fósiles conocido de cocodrilo tiene 200 millones de años. También se encuentran ejemplares de lagartos Tuatara con más de 200 millones de años. Gran cantidad de fósiles de camarones del Período Jurásico poseen los mismos sistemas perfectos y las mismas estructuras complejas que tienen sus congéneres de hoy día.

Giurassico, Tuatara lucertola, libellula, fossile

Un lagarto tuatara fosilizado, de hace 200 millones de años y otro que vive actualmente.
Una libélula de hace 150 millones de años es idéntica a las actuales.

Giurassico, gamberetti, fossile

Un camarón de hace 206 - 144 millones de años no difiere en nada de otro contemporáneo.

El Período Cretáceo (hace 144 – 65 millones de años)

Cretaceo, la Francia, il pesce, i pipistrelli, i fossili

Un fósil de pez de hace 146-65 millones de años junto a un fósil de murciélago descubiertos en Francia.

En esta etapa final del Mesozoico se extinguen los dinosaurios y una gran cantidad de reptiles y vegetales.

En cambio, sobreviven hasta la actualidad muchísimas especies de animales acuáticos, como ser estrellas de mar, cangrejos, ciertos peces, escorpiones de agua, arañas, caballitos de mar, tortugas, cocodrilos y diversas especies vegetales. Un fósil de estrella de mar de 135 millones de años, un fósil de límulo de 140 millones de años y una hoja de ginkgo, son algunas pruebas de lo dicho. A pesar del paso de millones de años, el hecho de que estas formas de vida aún posean los mismos sistemas complejos invalidan totalmente los supuestos darwinistas respecto a la historia natural.

2C. LA ERA CENOZOICA (hace 65 millones de años hasta la actualidad)

Se trata de la Era que estamos viviendo y comenzó al finalizar el Cretáceo. Hasta hace poco los paleontólogos la habían dividido en dos períodos de distintas amplitudes: el Terciario y el Cuaternario. El primero va desde hace 65 millones de años hasta hace 1,8 millones de años. El segundo abarca los últimos 1,8 millones de años. Pero después la Era Cenozoica se dividió en tres períodos: el Paleogene, el Neogene y el Cuaternario.

Cenozoico, il coccodrillo, il fossile

Este fósil de cocodrilo de hace 54 – 37 millones de años fue encontrado en Alemania

Los registros fósiles de esta Era contienen un gran número de especies que, al igual que otras, muestran que la idea de que los seres vivientes descendieron por casualidad de un ancestro común (teoría de la evolución) no es cierta.

Todos los fósiles certifican que las especies nunca sufrieron cambios. Dicho en otras palabras, los fósiles muestran que, aunque transcurrieron millones de años, las estructuras de cada especie siempre son las mismas, hasta la actualidad o hasta que se extinguieron. Se trata de una clara evidencia de que nunca existió la evolución de las criaturas.

La historia de las especies fósiles refuta definida y claramente la teoría de la evolución. Es Dios Todopoderoso, con Su poder sublime y conocimiento ilimitado, Quien crea de la nada y por completo las distintas especies y Quien hace que el mundo sea un lugar apropiado para su existencia.

¿Dónde se Descubren Principalmente los Fósiles?

fossile, Groenlandia, rock, radioattivo

Las piedras más antiguas del planeta están en Groenlandia y tienen 3900 – 3800 millones de años.
La edad de las rocas se determina investigando la declinación de los materiales radioactivos.

Los fósiles están dispersos por todas partes del planeta. En algunas rocas se encuentran muchos y en otras casi nada. Los geólogos dividieron las rocas en tres grupos principales:

1. Volcánicas

2. Sedimentarias

3. Metamórficas

La primera categoría incluye el granito o basalto, el cual se forma cuando el magma se enfría. Se encuentra presente debajo de la corteza terrestre o es expulsado por los volcanes como lava fundida. La segunda categoría se forma cuando la arena, el fango, el aluvión y otras partículas o substancias pequeñas, arrastradas por el agua, se depositan uno sobre el otro. La tercera categoría la forman las rocas volcánicas o sedimentarias que sufrieron cambios estructurales debido a las altas presiones y temperaturas en la profundidad de la Tierra.

En las vetas volcánicas se encuentran pocos fósiles. Los raros casos descubiertos son los que quedaron dentro de la lava fundida. Son muy pocos los fósiles que soportaron las altas temperaturas que transformaron los estratos sedimentarios en roca metamórfica. Casi todos los restos son encontrados en los filones o depósitos sedimentarios.

La mayoría de las rocas sedimentarias están formadas por las substancias acarreadas por el viento, el agua o provenientes de otras rocas que se erosionan. Algunos elementos, como el carbón, se forman con los restos de plantas y/o animales. La roca sedimentaria formada por gránulos o partículas diminutas es denominada clástica. Ejemplo de ella son la piedra arenisca y el esquisto. Si entre las substancias transportadas hay restos orgánicos, debido a la disolución o vaporización, se forman los estratos sedimentarios “orgánicos”, entre los que se encuentran la piedra caliza y la dolomía. En general, las vetas sedimentarias son una mezcla de filones orgánicos y clásticos. Los fósiles se hallan, comúnmente, en las pizarras, los esquistos y las piedras calizas formadas a partir del carbonato de calcio.

¿Cómo Son Encontrados y Extraídos Los Fósiles?

Strumenti da scavo fossili
 
Strumenti da scavo fossili
 

Las herramientas usadas para recoger fósiles son simples, parecidas a las de los geólogos: martillos, diversos elementos cortantes, llanas, compás, pinceles y cedazos. A veces los fósiles aparecen en la superficie al desgastarse los estratos de roca blanda en su entorno. En esos casos lo único que hay que hacer es limpiarlos con pinceles. Pero por lo general, la cosa no es tan fácil pues las rocas que los encierran son muy duras y ello obliga a insumir muchas horas de trabajo para sacarlos de allí. En primer lugar, es importante determinar el punto en el que se empezará a romper la piedra. Las líneas de fractura se identifican a la luz del propio estrato. Cada tipo de roca se quiebra de una manera distinta. Por ejemplo, los esquistos poseen esas líneas de fractura pero el yeso no. También es muy importante observar otros indicios, como ser, los cambios de color o las diferencias de estructura, si no se quieren dañar los fósiles que encierran.

Después de haberlos extraído, pasan por una serie de procesos. Deben ser protegidos y reforzados para su transporte al laboratorio donde serán examinados. Uno de los métodos es estabilizarlos con adhesivos químicos. Los moldes de yeso son usados para ejemplares muy grandes. Las partes del hallazgo que correrían riesgos durante el traslado, son envueltas en papel de diario humedecido y luego bañadas o sumergidas en yeso.

studi fossili

Reunir rocas y piedras sedimentarias que se supone contienen fósiles y luego quebrarlas cuidadosamente, es una etapa importante en la búsqueda de los mismos
A veces, algunos fósiles tienen que ser enyesados para protegerlos durante el transporte. En la foto vemos cómo se realiza esa tarea.

El fósil debe ser limpiado con el objeto de que todos sus detalles sean visibles. Si es más duro que la piedra que le rodea, el proceso de limpieza es mucho más fácil. Pero si es más blando, es necesario usar substancias químicas. Lo más común es limpiar el quijo o molde con ácido pues ello posibilita observar todas las particularidades de la pieza. En algunas situaciones –cuando los restos del organismo son muy delicados y poseen la misma estructura de la roca que le rodea– se usan scanners y computadoras para determinar la estructura del fósil antes de ser extraído del lugar..

studi fossili

LIMPIEZA DEL FOSIL CON ACIDO
Un metodo per pulire i fossili è l’uso di acidi. È un metodo efficace per eliminare la roccia calcarea che circonda il fossile senza danneggiare quest’ultimo.
1. La piedra que encierra el fósil se sumerge en el ácido apropiado hasta que se vislumbre una pequeña porción de la antigua criatura.
2. Se lava la parte del fósil que aparece y se la cubre con un material resistente al ácido.
3. El fósil se vuelve a sumergir en el ácido, lo que se repite varias veces.
4. A la porción expuesta del fósil se le aplica un material que lo proteja de cualquier otro daño.
5. Por último, el fósil queda totalmente libre de la piedra que lo encerraba y se lo lava para limpiarlo del ácido y de los materiales que lo protegían.

Los Fósiles Revelan Que los Seres Vivientes Son Producto de la Creación

Charles Darwin Charles Darwin

Los restos desenterrados hasta ahora poseen dos rasgos muy importantes y ambos entran en conflicto con los supuestos de la teoría de la evolución.

1. Estasis. Las especies no exhiben ningún cambio a lo largo del curso de su existencia en el planeta. Cualquiera sea la estructura con la que aparecen por primera vez en los registros fósiles, es la misma que poseen al momento de extinguirse. Los cambios morfológicos son menores y nunca siguen un patrón específico.

2. Aparición Repentina. Jamás una especie emerge gradualmente sufriendo distintas transformaciones a partir de sus supuestos ancestros, sino que aparece de modo repentino y “completamente formada”.

Lo significativo de estos dos puntos es que los seres vivientes fueron creados sin proceso evolutivo alguno y sin el paso por etapas intermedias. Es decir, no adquirieron las características que poseen sino que las tienen desde el momento de su creación.

Darwin sabía que los registros fósiles refutaban su teoría pero los darwinistas siempre son renuentes a admitirlo. En su libro El Origen de las Especies, en el capítulo “Dificultades de la Teoría”, admitió que los registros fósiles no podían ser explicados en términos de la teoría de la evolución:

“Si las especies han descendido por grados de otras especies, ¿por qué no encontramos en todas partes innumerables formas de transición? ¿Por qué no está toda la naturaleza confusa, en lugar de estar las especies bien definidas según lo vemos?.... Pero como, según esta teoría, tienen que haber existido innumerables formas de transición, ¿por qué no las encontramos enterradas en número incontable en la corteza terrestre?.... ¿Por qué pues, cada formación geológica y cada estrato no están repletos de estos eslabones intermedios? La geología seguramente no revela la existencia de tal serie orgánica delicadamente gradual, y es ésta quizá la objeción más grave y clara que puede presentarse en contra de mi teoría”. (Charles Darwin, El Origen de las Especies, Editorial Planeta Argentina, Buenos Aires, 1992, pp. 207 - 208; 398).
Giurassico, lumaca, ape, fossile

La especie de caracol fósil más antigua conocida, que se ve aquí, pertenece al Período Jurásico (hace 206 – 144 millones de años). Los primeros ejemplares de este tipo de seres vivientes han existido desde el Período Cámbrico (hace 543 – 490 millones de años). Los caracoles han seguido siendo los mismos a lo largo de todo ese tiempo. Esto revela la falsedad del evolucionismo.
Un fósil de abeja de hace 54 – 37 millones de años.

Después de los innumerables fósiles hallados hasta la actualidad, el argumento usado por Darwin, ante la no existencia de fósiles con formas intermedias –“pueden ser encontrados en investigaciones posteriores”–, ya no tiene ningún sentido. Es decir, es imposible esperar que emerjan en nuevas excavaciones. Hasta la fecha se ha encontrado una inmensa cantidad de piezas fósiles en el mundo, de las que se han descrito unas 250 mil. La mayoría de ellas se corresponden con sus semejantes de las aproximadamente 1.500 millones de especies actuales.

falso

Todas las criaturas aparecen con sus formas perfectas e intactas en los registros fósiles. Por ejemplo, no existe ningún fósil de alguna criatura rara que se asemeje al cocodrilo o a la ardilla y que hallan aparecido antes que éstos. Las ardillas siempre han sido ardillas y los cocodrilos siempre han sido cocodrilos. Estas y otras realidades revelan que el antojo evolucionista en cuanto a que “los seres vivientes se han desarrollado gradualmente a lo largo de millones de años”, se trata, simplemente, de un producto de la imaginación.

Los registros fósiles no ofrecen a los evolucionistas ni una sola muestra de “forma intermedia” que les sirva de evidencia de lo que barruntan, sino que proveen el conocimiento de cientos de miles de especies demostrativas de la invalidez del darwinismo. Las más importantes entre éstas son los “fósiles vivientes”, pues sus descendientes viven en la actualidad: los ejemplares de hace cientos de millones de años y los de ahora no ofrecen ninguna diferencia, lo cual es una prueba del hecho de la creación. Los darwinistas quedan impotentes frente a esta situación.

gingko tree

Se han encontrado muchas especies de vegetales del Período Triásico (hace 248 – 206 millones de años). Sus estructuras siguen siendo las mismas hasta hoy día. Una de ellas es el árbol de ginkgo. El fósil que se ve aquí es del Período Jurásico (hace 206 – 144 millones de años).

Una rama de árbol de ginkgo de hoy día

El evolucionista Niles Eldredge admite que no tienen ninguna explicación respecto a los “fósiles vivientes” y que éstos representan uno de los incontables secretos de la evolución imposible de aclarar:

scoiattolo
“....parece que prácticamente no hubo ninguna modificación digna de mención entre el organismo vivo y sus progenitores fosilizados del remoto pasado geológico. Los fósiles vivientes dan cuerpo a la tesis de la estabilidad evolutiva en un grado extremo.... Nosotros no hemos resuelto completamente el enigma de los fósiles vivientes”. (http://www.nwcreation.net/fossilsliving.html).

Il "segreto" che Niles Eldredge tenta di svelare è in effetti un fatto perfettamente chiaro. I fossili viventi provano che le specie non hanno alcuna evoluzione, ma sono state create. Tuttavia, i darwinisti cercano di ignorare questo fatto per motivi ideologici e continuano a mantenere vivi i dogmi di 150 anni fa.

Pero la realidad se puede determinar ahora mucho más claramente que en los días de Darwin. La cantidad de personas que comprende esto es cada vez mayor, en tanto que los que creen en cuentos de hadas y no los quieren cuestionar es cada vez menor. La verdad ya no se puede ocultar y dejar de lado como en tiempos de Darwin. La genética, la microbiología, la paleontología, la geología y todas las otras ramas de la ciencia revelan constantemente la verdad de la creación de una manera tal, que Darwin y los sostenedores de sus supuestos nunca desearon y posiblemente nunca esperaron.

Los supuestos irracionales y no científicos del darwinismo, los fraudes que perpetraron para engañar a la gente y la propaganda que emplearon para descarriarla, no son más que signos de su desesperación. Las próximas generaciones se asombrarán de que alguna vez se haya creído en el mito darwinista, porque todos los hallazgos científicos exhiben el hecho manifiesto de que nunca hubo evolución alguna y que es Dios Quien creó el universo y todo lo que contiene.

animali

Entre Sus signos figuran la creación de los cielos y de la tierra, los seres vivos que en ellos (Dios) ha diseminado y, que, cuando quiere, puede reunir. (Corán, 42:29).

(Dios es el) Señor de los cielos, de la tierra y de lo que entre ellos hay. Si estuvierais convencidos... No hay más dios que El. El da la vida y da la muerte. Vuestro Señor y Señor de vuestros antepasados. ¡Pero no! Los infieles dudan y no lo toman en serio. (Corán, 44:7-9)

 

2 / total 36
You can read Harun Yahya's book El Atlas De La Creacion -1- online, share it on social networks such as Facebook and Twitter, download it to your computer, use it in your homework and theses, and publish, copy or reproduce it on your own web sites or blogs without paying any copyright fee, so long as you acknowledge this site as the reference.
Acerca de este sitio | Hacer página de inicio | Añade a favoritos | RSS Feed
Todos los trabajos pueden ser copiados, impresos y distribuidos mencionando este sitio.
(c) All publication rights of the personal photos of Mr. Adnan Oktar that are present in our website and in all other Harun Yahya works belong to Global Publication Ltd. Co. They cannot be used or published without prior consent even if used partially.
© 1994 Harun Yahya. www.harunyahya.es
page_top