La cumbre de Moscú y la gran alianza

Durante la época en que la guerra civil siria comenzaba a escalar hasta niveles graves, expresé muchas veces, tanto en mis columnas sobre los medios de comunicación internacionales como en las entrevistas a la televisión que una solución permanente sólo puede ser posible a través de la alianza Turquía-Irán-Rusia. Mencioné que la alianza tripartita establecería un poder sustancial en la región, que traería una solución definitiva, eficaz y lógica para Siria, y que garantizaría la integridad territorial de Siria y, por lo tanto, de Turquía.

La cumbre tripartita celebrada por los Ministros de Relaciones Exteriores de los tres países el 20 de diciembre es una manifestación de este importante deseo.

En la declaración conjunta emitida después de la reunión se tomaron decisiones sobre cuestiones básicas como la declaración de un alto el fuego en Siria que abarcará a todo el país, la iniciación de las negociaciones de paz entre el gobierno y los disidentes y la protección de la integridad territorial de Siria. Y Rusia, Irán y Turquía serán los garantes de la aplicación de la declaración. La declaración dicha expresó  ‘el respeto a la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Siria sin tener en cuenta el origen étnico, la religión y la denominación’;  y prometió ‘la evacuación ininterrumpida, segura y fiable para los civiles y la oposición armada de Alepo’. Esta decisión relativa a Alepo constituye una respuesta significativa a las injustas críticas de algunos círculos dirigidos contra Irán.

El hecho de que el asesinato del embajador ruso en Ankara en Turquía justo antes de la reunión no desalentara a todas las partes es indudablemente el indicador más importante de la determinación contra el terrorismo. Este asesinato traicionero es una prueba de la angustia de ciertos poderes profundos que han estado en contra de una alianza turco-ruso-iraní en la región durante mucho tiempo.

No debe olvidarse que el objetivo del terrorismo incluye pero no se limita a debilitar a los gobiernos de los países que enfrentan el terrorismo, difunden el temor entre los ciudadanos y promueven la discriminación.  El propósito del terrorismo es cambiar la imagen de un país por algo dudoso e inseguro en otros países y comunidades. Este método se ha intentado repetidamente, especialmente cuando se trata del trío Irán-Turquía-Rusia. Andrey Karlov, una persona que conocemos y amamos, siendo disparado desde atrás de una manera traicionera, insidiosa y cobarde, especialmente antes de una reunión tan crítica, es una clara indicación de que los mismos trucos se están reproduciendo una vez más. Rusia y Irán han visto a través de este esquema vil y al proceder con la reunión como estaba previsto, no dieron lo que quieren los terroristas.

Las siguientes palabras de Lavrov en la reunión son sorprendentes: ‘Creemos que mientras que incluso el CSNU no toma una decisión en esta dirección, nuestros países pueden desempeñar un papel en los esfuerzos de revivir las soluciones y la ayuda humanitaria.’  Este es un veredicto exacto. Es un hecho conocido que el CSNU no ha tomado ninguna decisión sobre Siria por mucho tiempo. De hecho, el CSNU está intrínsecamente lejos de producir una solución para Siria. La política de Medio Oriente de Occidente opera dentro de una profunda política estatal que ha sido forzadamente dominante en los Estados Unidos y Europa. Las metas e intenciones perseguidas por estas profundas estructuras estatales sobre Siria son diferentes. El nuevo mapa de Oriente Medio, que se dibujó a puertas cerradas y desgarró a muchos países, fue ideado por estos círculos. Estos círculos están planeando lanzar el proyecto de un Oriente Medio dividido primero en Siria. Por lo tanto, en lugar de resolver los problemas en Siria, apuntan a separarlo en varias secciones.

Por esta razón, tres países amigos que son influyentes en la región se unen y toman una decisión racional, amistosa y completamente pacífica más allá de los planes profundos es un desarrollo muy especial y elador para Siria. Esta es la razón por la que hemos estado señalando desde el principio a los tres países en cuestión y poniendo gran énfasis en el hecho de que la solución sólo puede ser posible a través del consenso de estos países.

Otro punto importante es que estos tres países son todos conscientes de los planes profundos que se llevan a cabo en la región. Por esta razón, estos tres estados están frustrando sistemáticamente los planes traicioneros en la región.

Esta situación está obstaculizando a varios círculos que buscan la disensión en la región, y que han fracasado en sus objetivos. Entonces estos círculos encuentran la solución en incitar la turbulencia dentro de Turquía o de Irán. Pero este esquema no está funcionando. Las partes ahora se han dado cuenta de que la solución efectiva del terrorismo y de los esquemas imbéciles es a través de la alianza y la amistad más fuerte. No hay que olvidar que el terrorismo puede intimidar a los débiles; pero refuerza los vínculos entre los países racionalistas que están bien familiarizados con la verdadera naturaleza del terrorismo.

El acuerdo alcanzado en Moscú seguramente conducirá a una evolución favorable. Sin embargo, la decisión tomada trae algunos obstáculos que hay que superar. El más importante de estos obstáculos es la engorrosa concepción política. A partir de esta etapa, Irán, Rusia y Turquía ya no deben actuar con una concepción política engorrosa y burocrática, sino más bien con un rápido sentido de alianza.Ya han demostrado que eran capaces de hacer esto.

La amistad es un término que no recibe mucho reconocimiento en la política.  La concepción materialista y dialéctica, que se sirve al mundo bajo el nombre del choque de civilizaciones, ha convertido a los estados en masas egoístas que actúan sólo en interés propio. Esta es también la razón principal por la gran mayoría es tan indiferente a los desastres en el mundo. Irán, Rusia y Turquía han destrozado en gran medida esta concepción política egoísta e introdujeron la amistad, la mayor necesidad de la diplomacia, a la política. La declaración de Lavrov sobre Rusia, Turquía e Irán en favor de una alternativa al arreglo político y diplomático de la crisis en Siria y no ve una solución militar al problema, tiene una importancia crucial. Esta concepción debe reforzarse aún más y debe lograrse la cooperación y la solidaridad óptimas eliminando los obstáculos burocráticos.

Siendo dolorosa, Siria podrá recuperarse de sus heridas gracias a la amistad y la alianza entre estos tres países. No hay nada que nos pueda obstaculizar en este sentido. Ni la presión, ni las amenazas, ni el terrorismo logran desanimarnos; ninguna potencia profunda es capaz de llevar estos tres países a sus talones. No debe olvidarse que la alianza construida sobre la amistad y la paz significa un gran poder, y este poder tomará el viento de las velas de los que se benefician de la guerra en Siria.

2017-01-23 19:33:05

Acerca de este sitio | Hacer página de inicio | Añade a favoritos | RSS Feed
Todos los trabajos pueden ser copiados, impresos y distribuidos mencionando este sitio.
(c) All publication rights of the personal photos of Mr. Adnan Oktar that are present in our website and in all other Harun Yahya works belong to Global Publication Ltd. Co. They cannot be used or published without prior consent even if used partially.
© 1994 Harun Yahya. www.harunyahya.es
page_top