EL ISLAM NO ES LA FUENTE DEL TERRORISMO, SINO SU SOLUCIÓN

(Usted puede informarnos de cualquier corrección que haya que hacer en los artículos)

INTRODUCCIÓN

Principalmente, durante las últimas dos décadas, se ha debatido el concepto de “Terror Islámico”. Cuando sucedieron los atentados a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 dicha denominación regresó como noticia principal de los medios masivos de comunicación.

Como musulmanes condenamos fuertemente estos ataque y ofrecemos nuestras condolencias a los estadounidenses.

En este articulo queremos explicar que bajo ningún concepto el Islam es la fuente de violencia y que ésta carece de presencia en nuestra religión.

Una de las cuestiones que debe ser analizada es que aún se desconoce a los culpables de esos actos terroristas. Existe la posibilidad de que los atacantes estén ligados a diferentes centros. Puede ser tanto una organización comunista que incite a la furia de la gente y así perpetúe contra los valores morales de los estadounidenses, como también, una organización fascista que se opone a la administración federal, o, una facción secreta con diversos propósitos.  Entre los terroristas había algunos con identidades musulmanas. Pero quedará como un misterio sin resolver el hecho de quienes fueron y con qué propósitos estas personas fueron utilizadas para tal fin.

Igualmente, el hecho radica en que aunque los terroristas tengan identidad musulmana, el terror que han infundido en la gente no puede ser lamado “Terror islámico”, así como tampoco sería denominado “Terror judío”  o “Terror Cristiano”.

Esto sucede porque, como examinaremos más adelante, es inaceptable asesinar a  personas inocentes en nombre de la religión.  Debemos tener en cuenta que entre las personas que murieron en Washington o Nueva York estaban quienes amaban a Jesús (los cristianos), al Profeta Moisés (los judíos) y los musulmanes. Según el Islam, matar a personas inocentes es un pecado enorme, que a menos que sea perdonado por Dios, se sufrirá un tormento en el Infierno.  

Por ese motivo, una persona que le teme a Dios nunca puede cometer semejante acto.

Los agresores solamente pueden esparcir ese grado de violencia con la intención de atacar a la religión y que de esa manera, las personas la vean como algo negativo y se alejen de ella. En consecuencia, todo ataque que conlleve una “fachada religiosa” es un ataque producido en contra de la religión.

Las tres religiones teístas están a favor de la paz, la misericordia y el amor. Por el contrario, el terror es lo opuesto a la religión. Es cruel, carede de piedad y disemina sangre y miseria. Este es el caso de los que no creen en Dios. Ellos esparcen el terrorismo. Las personas que tienen ideologías fascistas, comunistas, rascistas o materialistas serían sospechosos de ser terroristas.  El nombre o la identidad del gatillo no es lo importante. Si él puede matar gente inocente sin pestañear, cualquiera sea su etiqueta, él es un incrédulo, no un creyente. Él es un asesino sin temor de Dios, cuya ambición principal es derramar sangre y hacer el  mal.

Por esa razón, el concepto de “Terror islámico” es erróneo y va en contra del mensaje del Islam. Esto sucede porque bajo ningún medio, la religión islámica puede ser sinónimo de terror. Los musulmanes son responsables por prevenir actos terroristas y traer paz y justicia al mundo.

LOS VALORES DEL CORÁN LLEVAN CONSIGO LA PAZ, JUSTICIA Y BONDAD

El terror, en su sentido más amplio, es la violencia cometida contra objetivos no militares que tienen fines políticos. Los objetivos del terrorismo son los civiles inocentes cuyo único delito es, a los ojos de los terroristas, representar "al otro".

Este es un acto que carece de toda justificación moral, y al igual que en el caso de los asesinatos cometidos por Hitler y Stalin, es un crimen cometido en contra de "la humanidad".

El Corán es un libro revelado a la gente como guía hacia el camino verdadero. En este libro, Dios manda al hombre a adoptar las buenas costumbres. Esta moralidad se basa en conceptos tales como: el amor, la compasión, la tolerancia y la misericordia. Dios llama a todos a la moral islámica a través del cual la compasión, la misericordia, la paz y la tolerancia pueden ser experimentadas en todo el mundo:

¡Creyentes! ¡Entrad todos en la Paz y no sigáis los pasos del Demonio! Es para vosotros un enemigo declarado. (Sura al- Bacara: 208)

Los valores del Corán responsabilizan a un musulmán para tratar bien a todas las personas, ya sean musulmanes o no, mediante la amabilidad y la justicia, la protección de los necesitados y  de los inocentes, evitando así la "difusión de la rebeldía". Ésta abarca todas las formas de anarquía y el terror que eliminan la seguridad, la comodidad y la paz. Como dice Dios en uno  de los versículos: " Alá no ama a los corruptores!". (Sura al-Casas: 77)

Asesinar a una persona sin ningún motivo que lo justifique es uno de los ejemplos más obvios de la rebeldía. Dios repite en el Corán un mandato que les reveló a los judíos en el Antiguo Testamento:

Por esta razón, prescribimos a los Hijos de Israel que quien matara a una persona que no hubiera matado a nadie ni corrompido en la tierra, fuera como si hubiera matado a toda la Humanidad. Y que quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la Humanidad. Nuestros enviados vinieron a ellos con las pruebas claras, pero, a pesar de ellas, muchos cometieron excesos en la tierra. (Sura al-Maeda: 32).

Como se explica en el versículo, la persona que mata a otra, a menos que sea en venganza por otra o por cometer actos corruptos en la Tierra, estaría cometiendo un crimen como si estuviese asesinando a toda la humanidad.

Siendo este el caso, es obvio lo que los grandes pecados son los asesinatos, las masacres y los ataques conocidos popularmente como "ataques suicidas" que son cometidos por los terroristas. Dios nos informa que esta cara cruel del terrorismo será castigada en el Más Allá en el siguiente versículo:

Sólo incurren en él quienes son injustos con los hombres y se insolentan en la tierra injustamente. Esos tales tendrán un castigo doloroso. (Sura ach-Chura: 42)

Todos esto pone de manifiesto que la organización de actos terroristas contra personas inocentes están totalmente en contra del Islam y es poco probable que un musulmán cometa ese tipo de delitos. Por el contrario, los musulmanes son responsables de frenar a estas personas, eliminar el "mal en la tierra" y llevar la paz y la seguridad a todas las personas del  mundo. Ser musulmán no es sinónimo de terror. Es la solución y la prevención contra el terrorismo.

En este caso, ¿cómo surgió el término popular “Terror islámico?

Lo que se ha investigado hasta ahora revela que no es posible hablar de un "Terror islámico". De hecho, las características de los verdaderos terroristas revelan de manera explícita que este terrorismo no se atribuye la religión sino un fenómeno social.

LAS CRUZADAS: BARBARIDAD QUE PISOTEÓ SU PROPIA RELIGIÓN

El mensaje expuesto por esta pseudoreligión (los cruzaderos) constituyen un episodio oscuro de la historia cristiana.

Los cruzaderos eran europeos cristianos que realizaron expediciones a fines del Siglo XI con el objetivo de quitarle la Tierra Santa (áreas aledañas a Palestina) a los musulmanes. Ellos admitían que lo hacían por cuestiones religiosas y por obtener un acre de tierra avasallaban todo esparciendo el miedo y la violencia. Sometieron en masa a los civiles y saquearon varias ciudades y pueblos.

Conquistaron Jerusalem, donde musulmanes, judíos y cristianos vivían bajo la moral islámica. Esta ciudad se conviertió en un escenario de sangre total. Asesinaron violentamente a todos los musulmanes y judíos. El barbarismo de las cruzadas fue tan excesivo que en la Cuarta Cruzada saquearon Istambul (ciudad cristiana) y robaron los objetos de oro de las iglesias.


A pesar de que el cristianismo es una religión de paz y amor, los cruzaderos masacraron a personas inocentes en nombre de Cristo. No comprendieron su religión.
Sin duda, toda esta barbarie se produjo en contra de la doctrina y política cristiana. Eso sucedió porque para el cristianismo en las palabras de la Biblia es un "evangelio del amor". En el Evangelio según Mateo, se dice que Jesús dijo: "Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, y orad por los que os persiguen;” (Mateo, 5 / 44). En el Evangelio según San Lucas, se dice que Jesús dijo: "Si a alguien que te hiera en una mejilla hiérelo a su vez, en la otra Al que te hiera en la mejilla, preséntale también la otra;". (Luke, 6 / 29) Sin embargo, en ninguna parte del Nuevo Testamento, hay referencias a la legitimidad de la violencia, el asesinato de personas inocentes, que por otra parte, son inimaginables. Se puede encontrar el concepto de "masacre de los inocentes" en la Biblia, pero solamente el Rey Herodes intentó a Jesús cuando era un bebé.

Mientras que el cristianismo es una religión basada en el amor y la no violencia, ¿cómo  los  cruzaderos cristianos llevaron a cabo los  más violentos actos de la historia? La razón principal de ello es que los cruzaderos eran  gente ignorante y amante de los rumores. Estas masas, que no sabían casi nada acerca de su religión, que nunca habían leído o visto la Biblia ni una vez en su vida, y que por ese motivo estaban totalmente inconscientes ante los valores morales de la Biblia, fueron conducidos hacia la barbarie bajo la influencia de los cruzaderos quienes utilizaban consignas como " Dios así lo quiere".

Vale la pena mencionar que en ese período, los cristianos de oriente - el pueblo de Bizancio, por ejemplo, que eran culturalmente más avanzados que los cristianos de occidente, tenían más valores humanos. Tanto antes como después de las cruzadas, los cristianos ortodoxos lograron convivir junto con los musulmanes. De acuerdo con John Terry, el comentarista de la BBC; con la retirada de los cruzaderos de Medio Oriente comenzó de nuevo la vida civilizada y los miembros de las tres fe monoteístas retornaron a la convivencia pacífica". [1] El ejemplo de los cruzaderos es el indicativo de un fenómeno general: Cuanto más se es partidario de una ideología incivilizada, no intelectual y subdesarrollada e ignorante, es más probable que se recurra a la violencia. Esto también es válido para las ideologías que no tienen nada que ver con la religión. Todos los movimientos comunista son propensos a la violencia. Sin embargo, el más salvaje y sediento de sangre era el Khmer Rouge de Camboya. Eso sucedió porque eran los más ignorantes.

Así como la gente ignorante puede tomar un dictamen de violencia hasta el punto de la locura, le gente puede asimilar dicha violencia con la moral religiosa. El mundo islámico también experimentó tales casos.

EL ROL DEL BEDUINO EN EL CORÁN

En el período de nuestro Profeta, existían dos clases sociales básicas en Arabia. Los habitantes de las ciudades y de los beduinos (árabes del desierto). Una sofisticada cultura prevaleció en los pueblos árabes. Las relaciones comerciales de las ciudades vinculadas con el mundo exterior contribuyeron a la formación de la "vida civilizada" entre los árabes que vivían en las ciudades. Habían perfeccionado los valores estéticos de la literatura y sobre todo de la poesía. Los árabes del desierto, por el contrario, fueron las tribus nómades que vivían en el desierto en donde había una cultura poco civilizada. Totalmente inconscientes de las artes y de la literatura ninguna de sus obras transmitía algo bello o positivo.

El Islam nació y se desarrolló entre los habitantes de la Meca, la ciudad más importante de la península. Sin embargo, como el Islam se extendió a toda península, todas las tribus de Arabia lo comenzaron a practicar. Entre estas tribus también estaban los árabes del desierto quienes de alguna manera traían problemas al resto: La formación intelectual y cultural de los pobres les impedía comprender la profundidad y el espíritu noble del Islam. Dios dice lo siguiente en este versículo:

Los beduinos son los más infieles, los más hipócritas y los más propensos a ignorar las leyes contenidas en la revelación de Alá a Su Enviado. Alá es omnisciente, sabio. (Sura At taueba: 97).

Los árabes del desierto, es decir, los grupos sociales que fueron "obstinados ante la incredulidad y la hipocresía" y propensos a desobedecer las órdenes de Dios, se convirtieron   estos últimos tiempos, en una fuente de problemas para el mundo islámico. Un ejemplo de ello es la secta llamada "kharijíes" que surgió entre los beduinos. El rasgo más distintivo de esta secta perversa (que fue llamada "kharijíes" por los rebeldes que en gran medida se desviaron de las prácticas sunni), era su naturaleza extremadamente vulgar, salvaje y fanática. La "kharijíes", que no tenía ningún tipo de comprensión de la esencia del Islam o de las virtudes y los valores del Corán, libró una guerra contra todos los otros musulmanes y se basaron para declarar esta guerra en un pocos versos del Corán distorsionando las interpretaciones. Además, se llevaron a cabo "actos de terrorismo". Califa Ali, quien fue uno de los más cercanos compañeros del Profeta y que fue descrito por él como "la puerta de la ciudad del conocimiento" fue asesinado por un Kharijite.

En estos últimos años, surgieron los "Hashashis" (asesinos),quienes formaron una "organización terrorista" compuesta por militantes ignorantes y fanáticos carentes de una comprensión profunda de la esencia del Islam y, por tanto, que podrían ser fácilmente influenciados por simples consignas y promesas.

En otras palabras, al igual que los cruzaderos distorsionaron y mal interpretaron el cristianismo convirtiéndolo en una violenta enseñanza, algunos grupos emergentes y perversos del mundo islámico malinterpretaron el Islam recurriendo a ese tipo de violencia. Lo que es común a entre estas sectas era su naturaleza "beduina".  Eran ignorantes, brutas, incultas, vulgares y antisociales. La violencia a la que recurrieron es el resultado de esta estructura social y no de la religión a la que según ellos adherían.

LA FUENTE ACTUAL DEL TERRORISMO: EL FANATISMO DEL TERCER MUNDO

Estos ejemplos de la historia son esclarecedores para una tener una mejor comprensión del fenómeno conocido como "Terror islámico" que hoy en día es noticia número uno de los medios masivos de comunicación internacionales. Esto sucede porque los que salen y llevan a cabo los actos terroristas en nombre del Islam o los que apoyan dichos actos, sin duda representan a una minoría en el mundo islámico y se derivan del "carácter beduino" pero no del Islam. Éstos al no entender la esencia del Islam, tratan de hacer éste, un instrumento de barbarie, que es simplemente el resultado de su estructura social y cultural. El origen de esta atrocidad, que bien puede ser llamada "Fanatismo del Tercer Mundo" es ignorante y carente  de amor por los seres humanos.

Este es un hecho que en los últimos siglos los musulmanes de todos los rincones del mundo islámico están siendo objeto de violencia por las fuerzas occidentales y sus afiliados. Los estados colonialistas europeos, los regímenes opresivos locales o los colonialistas respaldados por Occidente (Israel, por ejemplo) causaron un gran sufrimiento. Sin embargo, para los musulmanes, ésta es una situación que tiene que ser abordada y respondidas a través de los valores morales del Corán.

En ninguna parte del Corán, Dios manda a los musulmanes a “responder con violencia”. Por el contrario, Dios les dice a ellos que “respondan con bondad”.

No es igual obrar bien y obrar mal. ¡Repele con lo que sea mejor y he aquí que aquél de quien te separe la enemistad se convetirá en amigo ferviente! (Sura Fossílat: 34)

¡Creyentes! No profanéis las cosas sagradas de Alá, ni el mes sagrado, ni la víctima, ni las guirnaldas, ni a los que se dirigen a la Casa Sagrada, buscando favor de su Señor y satisfacerle. Podéis cazar cuando dejáis de estar sacralizados. Que el odio que tenéis a gente que hace poco os apartaba de la Mezquita Sagrada no os incite a violar la ley. Ayudaos unos a otros a practicar la piedad y el temor de Alá, no el pecado y la violación de la ley. ¡Y temed a Alá!... (Sura, Al maeda: 2)

En consecuencia, no es compatible con el Islam llevar a cabo actos terroristas que defiendan a las naciones oprimidas del tercer mundo matando a personas inocentes o de otros países.  

Otro punto que merece una atención especial es que no todo el mundo occidental puede ser considerado responsable por los colonialistas (o "neo-colonialistas) la violencia y la opresión contra los musulmanes. En realidad, el materialismo, las filosofías e ideologías irreligiosas que prevalecierob en el Siglo XIX son los responsables por estos tristes acontecimientos. El colonialismo europeo no se originó a partir del cristianismo. Por el contrario, los movimientos religiosos opuestos los valores de la cristiandad han fomentado todo eso. La peor atrocidad de todas es  la ideología del darwinismo social .

En el mundo occidental de hoy, todavía conviven las ideologías violentas junto con la fe judeocristiana. La cuestión es que el desacuerdo principal no es entre occidente y el Islam. Contrariamente a la opinión general, es entre las personas religiosas de occidente y del mundo musulmán, por un lado, y la gente que se opone la religión (como los materialistas y ateos) por el otro.

Otra evidencia de que el fanatismo del Tercer Mundo no tiene nada que ver con el Islam es que hasta hace poco éste ha sido identificado con la ideología comunista. Como es sabido, actos de terror similares contra el mundo occidental se llevaron a cabo entre 1960 y 1970  respaldado por los soviéticos que eran miembros de organizaciones comunistas. Como el impacto de la ideología comunista desapareció, algunas de las estructuras sociales que dieron origen a nuevas organizaciones comunistas han vuelto su atención hacia el Islam. Esta "brutalidad presentada bajo el disfraz de la religión", que es formulada por la incorporación de algunos conceptos islámicos y símbolos para formular la retórica de los comunistas están totalmente en contra de los valores morales que constituyen la esencia del Islam.


Un fanático Anti-Occidental que una vez utilizó la ideología comunista para respaldar la violencia ahora trata de utilizar conceptos religiosos.
Una última observación sobre esta cuestión es que el Islam no es propio de una nación en particular o de la geografía. Contrariamente a la percepción occidental dominante, el Islam no es una "cultura oriental". El Islam es la última religión revelada a la humanidad como una guía para el camino verdadero que Dios recomienda a toda la humanidad. Los musulmanes son responsables de comunicar a las personas de todas las naciones y culturas, la verdadera religión en la que creen y así hacerlas sentir más cerca al Islam.

En consecuencia, el Islam es la única solución existente para que el mundo viva en paz de una vez por todas.


[1] Alan Ereira, David Wallace, C r u s a d e s : Terry Johns Tell the Dramatic Story of Battle for Holy Land, BBC World Wide Ltd., 1995.

2010-03-22 10:49:29

Acerca de este sitio | Hacer página de inicio | Añade a favoritos | RSS Feed
Todos los trabajos pueden ser copiados, impresos y distribuidos mencionando este sitio.
(c) All publication rights of the personal photos of Mr. Adnan Oktar that are present in our website and in all other Harun Yahya works belong to Global Publication Ltd. Co. They cannot be used or published without prior consent even if used partially.
© 1994 Harun Yahya. www.harunyahya.es
page_top