LOS COMENTARIOS DE D. ADNAN OKTAR SOBRE EL DESTINO, LA PREDESTINACIÓN Y EL HECHO DE QUE DIOS ESTÁ EN TODAS PARTES.

Adnan Oktar: Los temas en los que la gente más se concentra son la existencia de Dios, la muerte, lo que ocurrirá en la otra vida y el destino. En otras palabras, no importa lo mucho que traten de esconderlo, éstos son los temas que ocupan sus mentes día y noche. Puesto que, cada noche, hay una película en televisión sobre alguien que muere. Incluso si una persona ve un insecto muerto, le recordará su propia muerte, y cuando piensa en sí mismo se vuelve a acordar de la muerte.

La gente se inquieta bastante cuando se trata del destino. Todavía hay objeciones y, a pesar de que he hablado sobre ello en profundidad, aún siguen diciendo cosas. Por supuesto, dicen que Dios ha creado el destino. Existe la predestinación, pero también dicen que existe el libre albedrío parcial. En otras palabras, un pequeño poder que nos es único y nos pertenece y que Dios (Dios no lo quiera) no puede controlar. Es decir, Dios no sabe lo que vamos a hacer, o lo sabe, pero sólo vagamente (Dios nos libre). Y cuando hacemos algo, Dios nos muestra dos caminos, pero no puede saber cuál seguiremos. Elegimos ese camino (que Dios nos perdone) por nuestra propia y libre voluntad. Y la información le llega a Dios como un hecho sorprendente (Dios nos libre). Es como decir que algo surge y Dios se lo encuentra por primera vez, y así Dios nos pone a prueba, y en consecuencia lo llega a entender (Dios no lo quiera). No existe tal cosa. Ambos, la predestinación y el libre albedrío parcial los crea Dios.

Mira, existe un solo instante. ¿Qué significa un solo momento en el tiempo? Significa un infinitamente corto espacio de tiempo. Lo que llamamos "un instante" es un tiempo infinitamente corto. Dios ha creado y completado un infinito anterior y un infinito posterior a ese momento infinitamente breve. No hay nada que hacer. No hay nada que uno puede hacer. Entonces, ¿cómo es que ese libre albedrío parcial suyo no es parte del destino? En consecuencia, esa gente egocéntrica que se considera a sí misma (Dios no lo quiera) como divina, no puede superar este punto de una u otra manera. El hecho de que Dios ha creado la predestinación y también el libre albedrío parcial les molesta por alguna razón. La segunda cosa que les molesta es el hecho de que Dios está en todas partes. Quieren que Dios esté en el cielo. Quieren que se encuentre en un punto específico del cielo. No en todas partes del cielo, sólo en un lugar específico. Eso significa que, en relación con el infinito, es un lugar que no vale para nada. Porque, comparado con el infinito, no importa lo grande que algo sea en un lugar determinado, es decir, todo lo que abarca un volumen determinado (Dios nos libre; nosotros no creemos tal cosa) es infinitamente pequeño. ¿No es así? Es infinitamente pequeño. Existe, pero es muy pequeño.

Alguien escribió hace poco diciendo que si Dios está en nuestra habitación, y en cualquier parte de nuestro cuerpo, entonces nosotros mismos debemos ser Dios. ¡Que Dios no lo permita! Adoramos la Esencia de Dios. Ser una manifestación de Dios es una cosa, la esencia de Dios es diferente, ¿verdad? Adoramos la Esencia de Dios. Por supuesto somos manifestaciones de Dios y Dios está en todas partes. También en nuestros cuerpos. Algunas personas no quieren que Dios esté en sus cuerpos. Ni tampoco quieren que esté en sus habitaciones. ¿Dónde lo quieren? En lo alto del cielo y lejos, muy lejos. Quieren que esté allí, a cuatrillones de kilómetros de distancia. ¡Dios no lo permita!

¿Por qué dicen que tiene que ser así?, ¿por qué creen en esto? Realmente no lo entiendo. Esto significa que cuando se les pregunta a esta gente si Dios está aquí, dirán que no. ¿Dónde está Dios? Arriba en el cielo, pero Dios no está aquí, dirán. Por consiguiente, dirán que Dios no está en la tierra (Dios nos libre), ¿no?. Dirán que Dios está en los cielos, pero no está aquí. Dicen que sólo su conocimiento puede llegarnos, pero no Él. Dicen: "somos los seres absolutos, Dios no es más que una sombra".

Yo solía escuchar eso en mi infancia. Demuestra que Dios existe, solían decir. Y luego añadían: "¿Puedes mostrarnos una imagen de TV, o un sonido de radio, o tu propia mente? ¿Puedes mostrarnos el interior de tu mente? "Entonces decían: ya que no puedes mostrarnos tu propia mente, tampoco puedes mostrarnos a Dios. Ésa era su explicación. Es cierto que no se puede ver ni tocar a Dios, y que no es un objeto. Él no es una entidad en el tiempo o en el espacio. Está fuera del tiempo y del espacio. Pero el objetivo real de estas personas es muy diferente. Por ejemplo, dicen que había una niña, y el Mensajero de Dios (pyb) pasó por allí. Él le preguntó: "¿Dónde está Dios?" Ella contestó: "Está en el cielo." "Tienes razón", dijo el Profeta (pyb). Dicen esto como prueba y creen que Dios está en el cielo. Muy bien, Dios está en el cielo. Cuando la niña señala hacia arriba, apunta hacia el cielo y está en Arabia. Alguien que se encuentra en el Polo Norte levanta las manos al cielo y reza a Dios, o en el Polo Sur. Alguien que está en el Ecuador levanta la mano. Personas en todo el mundo señalan con sus manos hacia arriba. Otros seres en Mercurio o en Urano y en todos los demás sistemas planetarios también apuntan hacia arriba. En este caso, esta situación plantea que, en realidad, cubre los huecos de todo el espacio, ¿no?

Oktar Babuna: Sí.

Adnan Oktar: Entonces todo el mundo en todas partes levanta la mano, y el cielo está en todas partes. Por ejemplo, para alguien que esté en Mercurio, el cielo es también la Tierra, y cuando apunta hacia arriba, está apuntando hacia la Tierra. Y cuando alguien en la Tierra levanta sus manos hacia el cielo estaría apuntando a otro planeta. Por esa razón, el resultado es una situación que cubre 360 grados. Se les ha olvidado tener esto en cuenta. Una vez que lo explicamos, estas personas se detienen en seco y estas peculiares creencias nunca se vuelven a plantear. Pero estas personas vuelven a aparecer de vez en cuando y dicen este tipo de cosas. Todavía hay quienes insisten en el libre albedrío parcial. De acuerdo, el libre albedrío parcial no existe, sino dentro del destino. Existe dentro del destino creado por Dios. Se crea y se acaba, y se hace con el destino interior. Tú eliges, tú haces tu propia elección, pero dentro de tu propio destino. Por esa razón (Dios no lo quiera) no tienes los medios para sorprender a Dios. En otras palabras, no puedes hacer nada que Dios no sepa.

Presentador: Desde luego.

Adnan Oktar: Acabas de hacer algo que ya existe, que ya ha ocurrido antes, eso es todo.

2010-02-02 16:31:47

Acerca de este sitio | Hacer página de inicio | Añade a favoritos | RSS Feed
Todos los trabajos pueden ser copiados, impresos y distribuidos mencionando este sitio.
(c) All publication rights of the personal photos of Mr. Adnan Oktar that are present in our website and in all other Harun Yahya works belong to Global Publication Ltd. Co. They cannot be used or published without prior consent even if used partially.
© 1994 Harun Yahya. www.harunyahya.es
page_top