Las oraciones del Profeta Noé (Nuh, la paz sea con él)

En el Corán, Allah alaba la paciencia del profeta Noé (la paz sea con él) mientras llama a su pueblo a la religión de Allah. El Profeta Noé llevó a cabo una lucha decidida contra su gente, que se acercó a él con odio. El que se dirigiera a Allah por medio de la oración en cualquier tipo de circunstancia proporciona un modelo ejemplar para los creyentes. El Profeta Noé describió su situación a Allah y rezaba como sigue:

(10) Invocó, entonces, a su Sustentador: "¡Realmente, estoy vencido; acude, pues, en mi ayuda!"

(Sura 54: Al-Qamar (La Luna), aleya 10)

En otra aleya, la oración del Profeta Noé es la siguiente:

(26) Y Noé dijo: "¡Oh Sustentador mío! ¡No dejes sobre la tierra a uno sólo de esos que niegan la verdad: (27) pues, ciertamente, si les dejas, [intentarán por todos los medios] extraviar a los que Te adoran, y no engendrarán sino maldad y terca ingratitud.

(28) "¡Oh Sustentador mío! ¡Perdónanos, a mí y a mis padres, y a todo aquel que entre en mi casa como creyente, y a todos los creyentes y las creyentes [de la posteridad]; y haz que los malhechores no encuentren sino destrucción!"

(Sura 71: Nuh (Noé), aleyas 26- 28)

Allah respondió a la oración del Profeta Noé y le ordenó prepararse para el diluvio que estaba por venir. A pesar de que no había ningún mar ni lago cerca, se dispuso a construir un arca porque Allah así se lo ordenó.

Mientras que él estaba construyendo el arca, su pueblo continuó burlándose de él. El Profeta Noé no les hizo caso y siguió construyendo el arca. Allah relata esto en el Corán como sigue:

(38) Y [así Noé] se puso a construir el arca; y siempre que los dignatarios de entre su gente pasaban junto a él, se burlaban de él. [Entonces les] dijo: "¡Si os burláis de nosotros --ciertamente, nosotros no burlamos de vosotros [y de vuestra ignorancia] tal como vosotros os burláis!

(Sura 11: (Hud), aleya 38)

Al final, la promesa de Allah se hizo realidad y comenzó el diluvio:

(11) Abrimos entonces las puertas del cielo a un agua torrencial, (12) e hicimos que la tierra reventara en manantiales, de forma que las aguas se encontraran para un fin prescrito: (13) pero a él lo transportamos en aquella [nave] hecha de [simples] tablas y clavos, (14) que navegó bajo Nuestra mirada: recompensa para aquel que había sido rechazado con ingratitud.

(Sura 54: Al-Qamar (La Luna), aleyas 11-14)

(43) [Pero el hijo] respondió: "Me refugiaré en una montaña que me proteja de las aguas."

[Noé] dijo: "¡Hoy no hay protección [para nadie] del decreto de Dios, salvo [para] aquellos que hayan merecido [Su] misericordia!"

Y una ola se interpuso entre ellos, y [el hijo] fue de los que se ahogaron.

(Sura 11: (Hud), aleya 43)

En el Corán, Allah nos relata la petición del Profeta Noé acerca de la muerte de su hijo:

(45) Y Noé invocó a su Sustentador, y dijo: "¡Oh Sustentador mío! ¡En verdad, mi hijo era parte de mi familia; y, en verdad, Tu promesa se cumple siempre, y Tú eres el más justo de los jueces!"

(46) [Dios] respondió: "¡Oh Noé, ciertamente, él no era de tu familia, pues era, en verdad, de conducta inmoral! Y no deberás pedirme algo de lo que no tienes conocimiento:] En verdad, te prevengo para que no seas de los que ignoran [qué es lo correcto]."

(Sura 11: (Hud), aleyas 45 y 46)

El Profeta Noé había pedido a Allah la destrucción de su pueblo, pero también quería que Él protegiera a los creyentes. Sin embargo, su hijo no era un creyente. Al darse cuenta de su error, el Profeta Noé se arrepintió y pidió perdón a Allah:

(47) [Noé] dijo: "¡Oh Sustentador mío! ¡En verdad, busco refugio en Ti de pedirte [nunca más] algo de lo que no tenga conocimiento! ¡Y si no me otorgas Tu perdón y me concedes Tu misericordia, seré uno de los perdidos!"

(Sura 11: (Hud), aleya 47)


2011-12-12 13:14:14

Acerca de este sitio | Hacer página de inicio | Añade a favoritos | RSS Feed
Todos los trabajos pueden ser copiados, impresos y distribuidos mencionando este sitio.
(c) All publication rights of the personal photos of Mr. Adnan Oktar that are present in our website and in all other Harun Yahya works belong to Global Publication Ltd. Co. They cannot be used or published without prior consent even if used partially.
© 1994 Harun Yahya. www.harunyahya.es
page_top